Una mesa de chapa restaurada y renovada!!

Esta vieja mesa de chapa, perteneciente a la abuela, tenía su encanto. Era negra y llena de agujeros, pero daba para actualizarla y ponerla en el patio de casa.
Así, con mucha paciencia, me dediqué a retirar los cientos de capas de pintura vieja y rellenar con masilla plástica los agujeros que iban de lado a lado!!.
Utilicé una pintura antióxido blanco brillante, y luego pasé al diseño de flores y minivenecitas. Todo pintado en acrílicos, sólo con con tres colores...magenta, cian y ambar -nombre de fantasía-.

Todo el diseño está protegido con un nuevo barniz poliuretánico al agua, que no amarillenta y es excelente para uso en exterior.
Hoy, esta mesa forma parte de mi patio, que todavía no he terminado de decorar, pero que  empieza a tomar color!!!



Alegrando Espacios. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.